Compartir

Con moderación y contención. Así se comportará el mercado inmobiliario en 2023. Los precios de la vivienda frenarán su ritmo de subida hasta el 3% (aunque podrían bajar un 1% si la inflación se mantiene elevada), la compraventa se reducirá un 11% y se firmarán un 17% menos de hipotecas. Son las previsiones del portal inmobiliario pisos.com, que deja claro que no estamos ante una situación de “derrumbe”. Habrá cambios, sí, pero no serán preocupantes.

El precio de la vivienda se moderará en 2023 – Blog Century 21 Village

“El próximo año será bueno para el sector aunque es cierto que hay muchas incertidumbres por el camino debido a la actual coyuntura económica“, explica Ferran Font, director de Estudios de pisos.com. El experto cita la inflación, los cambios de política monetaria del BCE o la futura Ley de Vivienda como principales amenazas.

En cuanto al comportamiento de los precios, el portal inmobiliario estima que se moverán en una horquilla de entre el 3% y -1%, dependiendo de cada mercado y del comportamiento del IPC. “Estaremos ante un escenario más moderado, pero no de grandes caídas”. En Madrid y Barcelona no se esperan grandes oscilaciones de precio debido al equilibrio existente entre la oferta y la demanda. De cara al cierre de este año en curso, los precios subirán un 4,5% de media nacional.

Menos compraventas

En el capítulo de la compraventa de vivienda, los expertos pronostican un descenso de las operaciones del 11% en 2023, hasta el entorno de las 550.000. Los hogares españoles retrasarán sus decisiones de compra por la progresiva pérdida de poder adquisitivo.

“El objetivo es no elevar las tasas de esfuerzo a niveles difícilmente manejables, pero al menos irán de la mano de una oferta que también será más comedida en volumen”, dice Font. El mercado despedirá 2022 con una aumento del 10% interanual de las operaciones, hasta las 620.000.

Para la firma de hipotecas, la estimación es que bajen un 17% en 2023, hasta las 360.000. Los expertos creen que ese descenso no es alarmante, ya que el mercado hipotecario ha firmado un año de récord. “Los ajustes no restan pujanza al sector”, dicen. Ahora bien, los compradores preferirán ser cautelosos ante el actual contexto económico y la escalada del euríbor, y seguirán ahorrando para reducir su exposición.

En cuanto a la estrategia de las entidades financieras, creen que mantendrán su apuesta por las hipotecas variables en detrimento de las de tipo fijo. El 2022 cerrará con un aumento interanual del 4%, hasta cerca de los 435.000 préstamos. El portal inmobiliario destaca el hecho de que se ha producido una mayor dispersión entre las hipotecas sobre viviendas firmadas y las operaciones de compraventas. Esto se explica porque cada vez hay más personas que compran una casa sin necesitar de solicitar un préstamo hipotecario.

Pexels – Blog Century 21 Village

Falta vivienda de alquiler

Las previsiones del mercado del alquiler son especialmente difíciles de dibujar debido a la posible entrada en vigor de la Ley de Vivienda, cuya eficacia es del todo dudosa para el portal inmobiliario. Sin tener en cuenta los cambios regulatorios, se espera un encarecimiento de las rentas del 3,4% en 2022 y del 2% en 2023. La subida de precios será mayor en las capitales y primeras coronas metropolitanas.

La falta de oferta de vivienda será otro de los factores que se agravará en los próximos meses. “Crecerá el número de inquilinos porque muchas personas se verán expulsadas de la compra por la rigidez financiera”, concluye Font.

fuente: https://www.eleconomista.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *