Compartir

La vivienda recuperó definitivamente el pulso en 2018. La venta de casas y pisos subió en España un 10,1% con respecto al año anterior y, en total, 515.051 viviendas cambiaron de manos. Es la cifra más alta registrada en un solo ejercicio desde hace una década, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Aquel año 2008 fue el de la explosión de la burbuja inmobiliaria, y aunque todavía se vendieron 552.080 viviendas, fue el inicio de la debacle en el sector.

imagen de elpais.com

Si el ritmo al que avanzan las compraventas se mantuviera, todavía se tardarían unos cinco años en lograr los niveles de las vacas más gordas que nunca vivió el inmobiliario: en 2007 se cerraron … leer más

fuente: elpais.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *