Compartir

No nos engañemos, para la mayoría de nosotros, cambiar la ropa de temporada….

¡ES UNA AUTENTICA PESADILLA¡

Imagen de Artem Basil from Pexels

Cuando el tiempo empieza a refrescar y sacamos unas cuántas prendas de manga larga, sin haber guardado aún la ropa de verano, nuestro armario empieza a convertirse en un caos en el que tenemos mezclado toda clase de prendas. Como consecuencia, … no encontramos nada y es un desorden total. Tardamos el doble de tiempo en vestirnos y no hay manera de encontrar un conjunto sin estarnos tres horas  delante del espejo. 

Tranquilos, que no cunda el pánico, voy a darte las claves para que tengas todo bien organizado, los pasos a seguir y múltiples posibilidades para distribuir el armario y accesorios para optimizar el espacio.

  • Lo primero de todo es vaciar el armario. ¡Sí una locura!  Pero necesitas tener todas las prendas a la vista para desechar las que no te has puesto en mucho tiempo o las que crees que ya no aguantarán otra temporada. En ese momento aprovecha para limpiarlo por dentro.
  • Segundo, separa la ropa que te pones más habitualmente de la que sólo te pones ocasionalmente. Tendrás que colocar en la parte más visible lo que usas a diario. Lógico ¿no?
  • Tercero, mirar de qué manera resulta más fácil guardar tu ropa. Es decir si eres una forofa de la ropa interior, necesitarás más espacio en cajones. Las demás prendas pueden ir colgadas en perchas o apiladas en baldas qué caben muchas más.
Esquema Distribución armario. Pinterest.
Distribución de armarios. Imagen de Pinterest

 Si el espacio del que dispones te lo permite, viene bien tener alguna balda en la que poder apilar alguna caja en la que poder guardar cinturones, fulares, etc. Y otra balda para los bolsos qué más usemos, pondremos papel en su interior para que no pierdan su forma. Todo lo demás que no sea de temporada lo guardaremos en cajas, le pondremos un letrero para saber que hemos guardado dentro y así la próxima vez será mucho más fácil encontrar lo que necesitamos.


«Los Cajones con el frente en cristal son ideales para encontrar todo de un vistazo.»

Si en tu vestuario hay más vestidos que pantalones y camisas reserva un hueco en un lateral para prendas más largas. Si por el contrario tienes más pantalones y camisas o chaquetas lo lógico es dividir ese espacio en dos alturas para que tengas más barras para colgar. Usa perchas adecuadas para cada prenda, evitarás que se arruguen.

Si por el contrario tienes que compartir con tu pareja, existen separadores para los cajones, en la que está todo muy bien compartimentado y vuestra ropa no se mezclará.

Orden en el armario. Imagen de Pinterest

 Otra opción es planificar un armario sin puertas a modo de vestidor, aquí no está permitido el desorden.

Si vas a dejar tu armario abierto, puedes forrar la pared con papel y así evitar que tus prendas se manchen.

¡Y además queda precioso!



 Para un estilo más desenfadado y buscando un sentido práctico, puedes usar módulos que puedes mover a cualquier parte, las cestas de rejilla permiten ver lo que tenemos en el interior, súper práctico!

Cestas de rejilla . From Peregrineglog

Si eres de las personas que tiene cientos de camisetas lo mejor serás que las apiles en baldas, seleccionándolas por colores o por estilo, las de salir, las de trabajar, las de estar por casa. Para que estén bien organizadas no apiles demasiadas unas sobre otras, deja un espacio de 30 cm aproximadamente entre balda y balda.


Herrajes para pantalones y faldas extraíbles de Mengual. Ahorra espacio y guarda correctamente todos tus pantalones, gracias a las perchas. Mantén tus pantalones en orden y evita que se arruguen.
Los pantaloneros para armarios reversibles no tienen mano, por lo que la apertura de la barra del pantalonero la podemos colocar para el lado que mejor nos convenga.

Por último, el rey de los armarios, … ¡El Vestidor!

Con muebles diseñados a la medida del espacio de que dispones sacarás mucho más rendimiento.

Da igual el estilo que quieras imprimir al interior de tu vestidor, un montón de espacio disponible para tí y tu pareja evitará alguna pelea que otra por quién ocupa más. 

Un buen vestidor cuenta a ser posible con luz natural, con una isla central y cómo no imprescindible un espejo para poder vernos de cuerpo entero.

Imagen de Canal House. Un concepto más masculino con maderas oscuras. Un espacio lineal y amplio.
Siempre que puedas usa materiales nobles.


Una distribución en L, con cestas y cajas para todos los accesorios, bufandas, pañuelos, cinturones, marca siempre en cada caja lo que hay en su interior.



Un mueble con puerta extraíble cómo este para tener siempre ocultos los zapatos, aprovechando en fondo del armario, ganarás espacio de almacenaje.


 Estos consejos pueden facilitarte mucho la tarea de tener mejor aprovechado el espacio y sacar un mayor rendimiento, aun así siempre puedes consultar a un profesional que personalice tu armario a la medida de tus necesidades.

Saludos y hasta la próxima!!

Beatriz Mellizo Interiorista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *